Trasciende el periodismo investigativo

Omar Alonso                 FOTO: Paola Rodríguez Ramos

 

Por Javier Pedró  – Buró 2019

“Me siento orgulloso del periodismo investigativo, todos debemos estarlo.”

Así se expresó el periodista Omar Alfonso, uno de los panelistas del foro “Como trascender del periodismo corporativo al periodismo para llenar el espacio del periodismo comunitario: Mirada obligatoria en la década de la recuperación”.  El conservatorio formó parte de las plenarias educativa de la Semana de la Prensa, de las Asociación de Periodistas de Puerto Rico.

Alfonso comparó el periodismo corporativo y el periodismo comunitario.

“Yo me niego a aceptar el periodismo corporativo porque para mi, esas dos palabras, no congenian”, expuso.

Alfonso periodista investigativo y jefe de redacción de La Perla de Sur mencionó que el periodismo corporativo es desnaturalizar el periodismo.

“El periodismo se debe a sí mismo y nosotros al periodismo”, agregó. Además, mencionó que el periodismo en su forma más pura debe ir dirigido a la sociedad, no a las corporaciones.

Aseveró que el periodismo no se debe a las corporaciones, el periodismo tiene una obligación de abordar temas comunitarios, no importa qué medio sea.

Según Comunicadores UCSG,  “La característica básica de los medios de comunicación comunitarios es gestar desde el interior procesos de participación y cooperación de los ciudadanos, haciendo énfasis en los elementos positivos que ayudan a construir una mejor sociedad”.

El panelista habló de su trabajo con las cenizas en el pueblo de Arroyo Barril, en República Dominicana, una comunicad de aproximadamente 1,600 familias e indicó los efectos secundarios que han tenido las personas que viven allí.

“Estas personas sufrieron daños, se hicieron las señalaciones y nadie lo cubrió” , dijo Alfonso e indicó también, que estas familias llevan desde el 2003 recibiendo cargamentos de cenizas. “Ellos la recibían con brazos abiertos porque pensaban que llegaba materia prima para una nueva industria de construcción”.

Alfonso siguió mencionando victimas de este deposito de cenizas en el pueblo de la Republica Dominicana. “En esta ciudad de la costa, las principales industrias son el turismo y la agricultura y se vieron afectadas por este depósito”, concretó Alfonso.

“Esta noticia no ha sido abordada por el periodismo corporativo, lo ha sido por el periodismo comunitario” dijo Alfonso.

El periodista investigativo añadió a su idea, la historia de Georgina de los Santos, una vecina del deposito de cenizas y el 23 de octubre del 2003 comenzaron a descargar en su patio depósitos de ceniza y le dijeron que era material de construcción.

“En el año 2015, ocho años después que se llevaron las cenizas, todavía quedan capas de ceniza en el litoral de la costa de esta ciudad”, finalizó Alfonso.

###