Retos de una cobertura histórica

 

 

José Estevez, reportero de Telemundo, Canal 2.                                             FOTO: Roy Roman

 

Por Joshua A. Ortiz Coreano – Buró 2019

 El periodista de televisión José Estevez aseveró que durante las protestas masivas del pasado verano 2019 comprendió más que nunca la importancia de un buen equipo coordinado para lograr excelencia informativa.

Durante el coloquio titulado “Lecciones y Reflexiones del Verano del ’19: Una mirada al ejercicio del periodismo”, promulgado por la Asociación de Periodistas de Puerto Rico (ASPPRO) en la librería Casa Norberto en Hato Rey, Estevez, uno de los cuatro panelistas, enumeró una serie de experiencias que definieron las difíciles coberturas de las manifestaciones masivas contra el gobierno del entonces gobernador Ricardo Rosselló.

“La clave para lograr una transmisión de gran envergadura se encuentra en el trabajo en equipo”, destacó Estevez.

Los panelistas Celimar Adames Casalduc, Efren Arroyo, la relacionista pública Neisha Torres y Estevez, delinearon los acontecimientos que se vivieron en Puerto Rico durante el periodo del 13 al 24 de julio del 2019. Los que consideran marcaron un “antes y un después” en la historia puertorriqueña.

El pueblo se manifestó de manera pacífica y logró que el gobierno de Rosselló bajara del poder; algo sin precedentes que logró captar la atención de los medios internacionales.

“Fue una experiencia de mucho aprendizaje para mí”, afirmó en entrevista el telereportero Esteves.

Explicó que se presentaron muchos retos para llevar una cobertura ininterrumpida pero que no impidió que el personal televisivo de su empresa –Telemundo Canal 2– uniera esfuerzos y se movilizara constantemente al lugar de los hechos.

Expresó que la clave para informar en medio de un acontecimiento histórico consiste  en poder concentrarse en cuál es el asunto de mayor interés para el público en cada instancia.

Estevez comentó que un reportero debe tener tal premisa presente para informar de manera elocuente y pertinente a las circunstancias del momento.

“En ocasiones, las escenas presentadas en vivo sobre una manifestación se tornan muy recurrentes”, mencionó Estevez. Añadió que en ese panorama es donde está el mayor reto del periodista, ya que debe mostrar la noticia de una forma atractiva por rotación para que no se torne repetitiva.

“El periodista vive para informar, está en nuestro el ADN”, aseveró el reportero al señalar que debido a la adrenalina, los periodistas y fotoperiodistas toman muchos riegos en eventos de protestas, todo para llevar la mejor información posible.

Por otro lado, comentó que en ocasiones se dan situaciones cruciales en medio de una protesta y el fotoperiodista no puede mover la cámara por limitación de espacio. En ese caso, Estevez dijo que el periodista debe estar preparado para narrar la situación de la mejor manera posible para que el público pueda saber lo que está ocurriendo fuera de la imagen en pantalla.

Habló, por otro lado, de las dinámicas que afloraron durante las multitudinarias manifestaciones del pueblo.

“Lo más que me impacto fue la convicción y la postura que mantuvo la juventud”, expresó el periodista. Relató que cuando los gases lacrimógenos eran lanzados, la multitud se dispersaba, pero al pasar algunos minutos los jóvenes regresaba frente a la Calle Fortaleza a seguir la protesta, contrario a otras manifestaciones donde las personas tenían temor y todo terminaba de repente.

“El haber sido parte de este gran esfuerzo y de la historia de nuestra isla me enorgullece”, puntualizó Estevez.

Añadió que todo lo que ve el televidente es producto del compromiso de todo el equipo de producción, pues el trabajo coordinado hace que la meta se cumpla y el pueblo esté bien informado.

###