Encrucijada de una labor noticiosa

Aixa Vázquez, WAPA-TV,              FOTO: Génesis Figueroa

Por Shakira Rodríguez Cora    /    Buró 2018

Firme en resaltar la labor periodística de los medios puertorriqueños durante y después de María, la reportera de Wapa Televisión y Wapa América, Aixa Vázquez hizo hincapié en el papel que jugaron los periodistas locales.

“Es irresponsable darle crédito a los medios internacionales en la cobertura de María, sobreestimando la labor de los medios locales”, afirmó.

El reto principal en la cobertura periodística, aseveró Vázquez,  fue el poco flujo de datos que tuvieron los periodistas locales por parte de las principales agencias de Gobierno. Esto a diferencia de los medios internacionales que vinieron a cubrir la situación luego de María.

Durante el foro titulado “Lo que nos dejó María: La rendición de cuentas luego de una catástrofe”,  Vázquez, comentó:  “Mi mayor reto fue a nivel personal, quería ser parte del momento, pero eso implicaba dejar a mi familia, aunque no fue fácil, tuve que hacerlo”.

Recordó que a las tres de la mañana se comenzaron a sentir los fuertes vientos de María, lo que provocó que la antena de WAPA se desalineara.

“Posteriormente fuimos informados de que la torre principal en Cayey se había caído. Ya no teníamos transmisión propia. Desde ese momento comunicamos a través de Wapa América, vía satélite”, agregó Vázquez.

De ahí en adelante, todo el proceso informativo se complicó.

“Mi primera transmisión fue estando en el estacionamiento de WAPA, donde ya se sentían fuertes vientos. Tuve que transmitir por medio de un celular, vía Internet, debajo de un puente en el Expreso Las Américas. ”

Indicó que no había otro modo por la falta de telecomunicaciones.

“Esa fue la única manera, pues no había energía eléctrica para poder transmitir. Solo podíamos informar a los puertorriqueños que se encontraban en los Estados Unidos por medio de Wapa América”, expuso la reportera.

Por su parte, David Rodríguez, ancla y reportero de Telemundo 51 en Miami, también tuvo que enfrentarse con grandes retos a la hora de cumplir con su labor como periodista.

Aún con un colapso en las telecomunicaciones Rodríguez logró transmitir en vivo de seis a siete veces al día. Como puertorriqueño, fue enviado a la Isla a cubrir la realidad.

“Tenía la responsabilidad de informar a los puertorriqueños que residían en los Estados Unidos lo que en la isla acontecía. Y como muchos otros, sentí incertidumbre al no saber de mi familia. Pero, tenía que mantener temple y compostura a pesar de todo”.

Añadió: “Fui el único periodista de los Estados Unidos y Puerto Rico, de la estación de Telemundo, que estaba reportando lo que ocurría en la Isla. Tenía una gran responsabilidad. Fui el medio por el cual la diáspora pudo conocer, no tan solo la devastación que provocó María, sino la tranquilidad de conocer sobre sus familiares”.

###

Rafael Matos
Rafael Matos

Director y diseñador de contenidos del Buró de noticias desde su creación en 2013.