Celimar Adames Casalduc: vivencias del verano 2019

Celimar Adames Casalduc, reportera de WAPA-TV (Canal 4).            FOTO: Roy Román

 

Por Paola M. Rodríguez Ramos  –  Buró 2019

“Para mí fue un evento extraordinario… Estamos acostumbrados a ver titulares malos y de repente, los titulares cambiaron.  El planeta comenzó a ver una isla combativa… que llegaron al punto de sacar un gobernante de su puesto sin derramar una gota de sangre”.

Así describió la reportera, Celimar Adames Calsalduc, las pasadas manifestaciones donde los puertorriqueños exigían la renuncia del entonces gobernador, Ricardo Rosselló, luego de que se revelara un chat donde él y miembros de su gobierno realizaron desde comentarios sexistas y homofóbicos hasta evidenciaron la manipulación de la Prensa.

“No me imaginaba que el impacto en la gente iba a ser tan inmediato”, dijo Adames Calsalduc en entrevista.

Por otra parte, comentó que le llamó la atención de “manera extraordinaria” la ausencia de portavoces y organizaciones, ya que las personas se autoconvocaban.

“Creo que es el principio de un proceso que se va a repetir.  Le llaman la generación del ‘yo no me dejo’, y la gente no se va a dejar”, dijo entre risas.

Así mismo, le pareció curioso como todos los días, a la misma hora, 11:00pm, comenzaban a arrojar objetos a los policías que custodiaban La Fortaleza.

“Muchos sospechaban que se trataba de un asunto concertado para sacar a la gente de allí a esa hora. Yo creo que probablemente había mucho de eso también”.

En cuento a las medidas de seguridad que tuvo que tomar en medio de las protestas, donde vivió la experiencia de que uno de los manifestantes atacara verbalmente, en vivo, el medio para el que labora confesó que “rara vez me he sentido insegura en algún lugar… Yo no me lo tomé como una ofensa personal… No sentí miedo ni pensé que algo pudiera pasar”.

Explicó que lo que se debe hacer en estos casos es no enfrentar a los manifestantes.

“Más si vienen de forma violenta porque provocaría más violencia”, expresó la telereportera.

Además, recalcó que la función del periodista es reportar los hechos de la manera más fiel que se pueda así que, siempre se debe mantener la calma.

Con relación a la conferencia de prensa a la que fueron convocados en La Fortaleza y tuvo que esperar por horas, lo que se creía que era la renuncia de Rosselló, y al final la misma no se llevó a cabo, expresó:

“Fue una falta de respeto a los medios de comunicación… No solamente a nosotros como periodistas si no al país que estaba esperando un anuncio, el que fuera que iba a dar”.

Lo más que le preocupaba era la gente que estaban detrás del portón aguardando las declaraciones del primer mandatario.  Temía la reacción que podían tener los manifestantes si el mensaje no era el que estaban esperando, la renuncia.

“Realmente me preocupó mucho”, manifestó.

Recordó que Vieques (2003) fue el movimiento civil más grande que había cubierto hasta entonces. La diferencia que pudo notar fue la presencia de organizaciones que convocaban al pueblo para la salida de La Marina en la isla municipio.

De igual forma, las protestas de los trabajadores por la privatización de la Compañía Telefónica de Puerto Rico la cual mucha gente apoyaba.

“Sin embargo, jamás así de grande.  Esto fue sin precedentes”, aseguró.

Sobre el futuro de las dinámicas periodísticas de esta naturaleza, la periodista ve cambios de estilo de coberturas.

“Lo que nosotros hacemos, como lo hacemos, no va a durar mucho tiempo”, comentó Adames Casalduc.

La reportera piensa que la manera en la que las personas consumen noticias está evolucionando de manera rápida y los medios televisivos deben atemperarse a los tiempos. Considera que se debe abrazar la tecnología y no resistirse a ella.

“Nosotros estamos en función de que la gente nos quiera ver, escuchar y nos crea… Si de repente no tenemos necesidad de un formato de noticias normal y ahora tenemos necesidad de otro tipo de cosas, hay que hacerlo”, afirmó.

También, felicitó a la Prensa independiente por convertirse en una herramienta importante durante estos eventos.

“Debemos patrocinar e insistir en que existan, y que siempre estén presentes para nosotros”, solicitó Adames Calsalduc.

###